Eddie Spence, la leyenda del Royal Icing en Cake International, Birmingham

23:34


Como cada Noviembre, se viene repitiendo en Birmingham uno de los eventos más importantes a nivel mundial para todo amante de la pastelería. Este año no hemos querido perdernoslo, se trata del Cake International. Esta edición ha sido especialmente emotiva, no solo por ser el primer año que asistíamos, si no por que hemos tenido el gran honor de conocer, entre otros grandes pasteleros, a Sir Eddie Spence, Miembro Honorífico del Imperio Británico y pastelero de la Casa Real, un gran maestro en el arte del Royal Icing con el que íbamos a disfrutar de una máster class.

A pesar de haber tenido una corta estancia en el Reino Unido, aprovechamos el tiempo al máximo. Sólo llegar nos dirigimos a Solihull, una ciudad cerca de Birmingham, en dónde acudimos a un evento benéfico: el Solihull Round Table Fireworks Display, un acto enmarcado en las fiestas de Bonfire Night, con ambiente de foodtrucks, conciertos y un espectáculo pirotécnico como cierre del evento.

Bonfire Night en Tudor Grange Park
A la mañana siguiente, madrugamos para estar en las puertas del NEC (National Exhibition Center) en el momento de la apertura de la feria. Sólo llegar nos encontramos una tarta gigante y animada de lo más espectacular, que mostraba procesos de realización de diversos pasteles, con sus ratoncitos ladrones incluidos.

Mientras visitábamos la enorme muestra conocimos a algunos de los mas grandes artistas dentro de este dulce mundo, como Lindy Smith, Paul Bradford, Alan Dunn, Debbie Brown, Emma Jayne’s, Mich Turner, Frances McNaughton, Maisie Parrish, Carlos Lischetti, Rosalind Chan o Peggy Porschen.

Cocina mágica comestible
Paseando por la feria nos sobresaltó un humilde Stand en el que estaba escrito el nombre de, si no el más grande, uno de los mas grandes maestros del royal Icing, Sir Eddie Spence. Nos acercamos con una mezcla de emoción y timidez a dónde estaba éste pequeño gran hombre de no más de 1,60 de altura, que no pudo evitar dejar caer una lágrima de emoción, cuando le explicamos que habíamos venido expresamente desde Barcelona para asistir a su máster class. ¡Más emocionados estábamos nosotros! Nos abrazó muy fuerte. Que amable y cariñoso fue.

Eddie Spence es un icono en el sugarcraft, con mas de 60 años de experiencia en el mundo de la repostería y 50 años como profesor, continúa con la misma ilusión y pasión del primer día. Inició su carrera como aprendiz de panadero con J.W. Mackie en una bakery llamada "Makies", situada en Princess Street, Edimburgo. Posteriormente continuó estudiando confección y diseño de tartas hasta llegar a dar clases en algunas de las mas prestigiosas escuelas como el Napier College de Edimburgo, Kedleston College y Wilmorton College en Derby.

Ha tenido la oportunidad de realizar diversos pasteles para la familia real incluyendo el pastel de boda de Carlos y Diana, el pastel de celebración de las Bodas de Oro de la Reina Elisabeth o su más reciente creación, la tarta de celebración del Diamond Jubilee de la Reina.

Eddie Spence y la tarta del 60 aniversario de S.M. la Reina de Inglaterra
A lo largo de su trayectoria ha recibido multitud de premios, galardones y agradecimientos, como el reconocimiento Lifetime Achievement, que recibido en Septiembre de 2010 otorgado por “The Baking Industry Awards” , o el “British Open Confectionery Trophy”. Aunque el honor del que está mas orgulloso, es el otorgado por s.m. la Reina Elisabeth, que le nombró Miembro de la Excelentísima Orden del Imperio Británico (MBE) por su continuado y delicado trabajo en el arte del Sugarcraft.

En marzo de 2010 publicó “The art of Royal Icing”, un libro que recopila sus 50 años de experiencia como profesor y en el que desvela y comparte sus conocimientos.

Portada del libro de Eddie Spence
Realmente me impresionó cómo a sus 83 años continúa disfrutando al máximo de su profesión, enseñando, y demostrando al mundo el arte del royal icing con una energía, vitalidad, alegría, humor, cabeza y sapiencia.

A las 11.30 nos dirigimos al Teatro B, dónde nos esperaba éste simpatico escocés, que a pesar de su edad y una ligera sordera no dejó de sonreír y bromear durante todo el acto en el que pudimos disfrutar del maestro en acción., quien cerró la clase con la siguiente reflexión: “Yo amo mi trabajo y si amas lo que haces, nunca tendrás que trabajar”

Un servidor con el Maestro y Tracy de fondo
Cuando finalmente logramos recomponernos, continuamos nuestro recorrido por el resto de la feria en la que vimos los mas de 1100 pasteles presentados al concurso anual entre las 18 categorías.


Al acercarse la hora del vuelo de regreso, con cierta tristeza por el poco tiempo que tuvimos para disfrutar de la feria ,nos despedimos del NEC, con muchas ganas de repetir el año que viene, eso si… Sin la presión del tiempo.

También te puede insteresar...

0 comentarios

MAS VISITADOS

SÍGUENOS EN INSTAGRAM

Suscríbete